Boletines técnicos

PERFORACIÓN POR RASTROJO: NEUMÁTICOS DE TRACTOR

F-009-X

Fecha: MAYO DE 1991

NOTA: Este boletín reemplaza al boletín N.º 77 de Asistencia de ventas de Firestone.
La perforación por rastrojo es una situación que afecta a los neumáticos agrícolas. Este problema se produce cuando las astillas del rastrojo del maíz, de los cereales o de la soja penetran completamente el neumático y perforan el neumático y la cámara. Por lo general, el rastrojo perforará entre las tuercas de un neumático de tipo barra o en las ranuras de un neumático delantero o de elementos. Puede ocurrir en cualquier marca de neumáticos que se utilice en cualquier tipo de tractor o elemento.
Entre los diversos factores que contribuyen a la perforación por rastrojo se encuentran los siguientes: 
 

  • Las variedades de cultivo híbridas nuevas producen tallos más fuertes y gruesos para resistir mejor la sequía y los daños causados por los insectos. El rastrojo resultante no se descompone con la misma facilidad y puede ser más dañino para los neumáticos. 
  • 
El aumento en el uso de prácticas de labranza conservadoras, como la siembra directa o la siembra sobre caballones, deja más residuos de cultivo y rastrojo en la superficie del suelo. Este material se endurece y se vuelve quebradizo, y no se incorpora en el suelo como con el arado de cuchilla convencional. 
 
  • Los veranos más calurosos y secos también generan tallos que son muy duros y quebradizos. Del mismo modo, los inviernos que son excepcionalmente secos y abiertos no permiten la putrefacción y la descomposición de los tallos. Estas condiciones climáticas generan rastrojo que se astilla con facilidad y se convierte en espinas quebradizas que pueden traspasar los neumáticos de caucho.

Si ocurren problemas con la perforación por rastrojo o para evitar la perforación por rastrojo, deben tenerse en cuenta las siguientes recomendaciones:
 

  • El uso de zapatas de rastrojo en los cabezales de la segadora de trituradora ayuda a romper y triturar el rastrojo que queda después del segado. 
 
  • Si fuera posible, el espaciado de los neumáticos debería ser suficiente como para que los neumáticos rueden entre las filas de rastrojo en lugar de pasar por encima de ellas o atravesarlas. 
 
  • Si la perforación por rastrojo no es grande, se pueden quitar las astillas de rastrojo del neumático y reparar el revestimiento interior del neumático con o sin cámara, según sea necesario.
  • 
En general, los neumáticos de capa más alta o con calificación de estrella tendrán mayor resistencia a la perforación por rastrojo. Sin embargo, si las condiciones son más graves, es probable que esto no elimine el problema por completo. 
 
  • Los neumáticos más nuevos son más susceptibles a la perforación por rastrojo. A medida que los neumáticos se avejentan, los compuestos del caucho se endurecen y son más resistentes a este problema. Si hay más de un tractor disponible, utilice la unidad con los neumáticos más antiguos o duros en los campos donde se produzcan perforaciones por rastrojo.